¿Cómo saber si mi bebé tiene hambre o gases?

Cómo aliviar los gases del bebé

Consejos de cuidado para el llanto normal o los cólicosY recuerde, póngase en contacto con su médico si su hijo presenta alguno de los síntomas de “Llame a su médico”.Descargo de responsabilidad: esta información sobre la salud tiene únicamente fines educativos. Usted, el lector, asume toda la responsabilidad por el uso que haga de ella.

Seattle Children’s cumple con las leyes federales y otras leyes de derechos civiles aplicables y no discrimina, excluye a las personas ni las trata de forma diferente por motivos de raza, color, religión (credo), sexo, identidad o expresión de género, orientación sexual, origen nacional (ascendencia), edad, discapacidad o cualquier otra condición protegida por las leyes federales, estatales o locales aplicables. La ayuda financiera para los servicios médicamente necesarios se basa en los ingresos de la familia y en los recursos del hospital y se proporciona a los menores de 21 años cuya residencia principal se encuentre en Washington, Alaska, Montana o Idaho.

Señales de gases

La verdad es que la realidad no siempre es tan evidente y habrá momentos en los que nos cuestionemos si las señales que estamos leyendo son de hambre o de cansancio o de otra cosa. Para la mamá que acaba de dar de comer a su bebé hace una hora o incluso media hora, y se pregunta si el bebé quiere más o simplemente está cansado o incómodo, este post es para ti.

Lee más  Que significa ser asertivo

Cuando el bebé está demasiado cansado, sus llantos pueden ser intermitentes y resulta difícil calmarlo. Escoge una técnica para calmarlo que sea repetitiva y mantenla durante al menos 5 minutos.  A veces, como padres ansiosos, tenemos tanta prisa por calmar a nuestro bebé que probamos 10 técnicas de calma diferentes en 5 minutos. En cambio, eso provoca más estimulación y estrés a los bebés demasiado cansados.

Narración de las señales del recién nacido – ¿Qué está tratando de decirte tu bebé?

Resumen del tema Sobrealimentar a un bebé suele causarle molestias porque no puede digerir bien toda la leche materna o de fórmula. Cuando se le alimenta demasiado, el bebé también puede tragar aire, lo que puede producir gases, aumentar las molestias en el vientre y provocar el llanto. Un bebé sobrealimentado también puede escupir más de lo habitual y tener heces blandas. Aunque el llanto por incomodidad no es un cólico, puede hacer que el llanto sea más frecuente y más intenso en un bebé que ya tiene cólicos. Los bebés dan señales durante la alimentación que indican el hambre que tienen. Presta atención a estas señales para ayudar a determinar cuándo tu bebé ha comido lo suficiente. La cantidad de comida que necesita cada bebé varía. Los bebés pequeños no suelen tomar más leche materna o de fórmula de la que necesitan. En general, tu bebé debe parecer sano y feliz y tener un buen tono muscular, una piel sana y un buen color.

Esta información no sustituye el consejo de un médico. Healthwise, Incorporated, rechaza cualquier garantía o responsabilidad por el uso que usted haga de esta información. El uso de esta información significa que usted está de acuerdo con los Términos de Uso. Aprenda cómo desarrollamos nuestro contenido.

Lee más  Si tu estas triste yo tambien

Ocho señales de que tu bebé tiene hambre

Ahora que tu bebé está aquí, quieres hacer todo lo posible para que se sienta cómodo y contento. Cuando está inquieto, darle de comer puede ser una solución rápida; sin embargo, si en realidad no tiene hambre, puedes acabar sobrealimentándolo.

La forma de alimentar a tu bebé desde el primer día puede afectar a su relación con la comida de por vida. Ayuda a tu bebé a desarrollar una relación sana con la comida prestando atención y respondiendo a sus señales de hambre y saciedad.

El llanto es una señal de hambre tardía, así que intenta alimentar a tu bebé cuando muestre estas señales tempranas, en lugar de seguir un horario estricto. Si tu bebé que llora no muestra señales de hambre, es probable que sus llantos se deban a otra cosa. Si tu bebé sigue llorando poco después de la toma, probablemente no tenía hambre. En lugar de animarle a seguir comiendo, prueba una de las técnicas de tranquilización mencionadas anteriormente.