Como saber si mi novia es toxica

Prueba de relación tóxica

¿Recuerdas en la temporada 23 de The Bachelorette cuando Luke P. le dijo a Hannah que si se acostaba con otras personas, él querría dejar el programa? ¿Y recuerdas cuando le dijo que “se lo debía” para escucharlo? Y luego recuerdan cuando Hannah lo mandó a casa y Luke regresó e hizo ver que Hannah tenía suerte de que él todavía la quisiera después de admitir que no era virgen. Sí, esa era una relación tóxica. Y créeme, no quieres estar en una de esas. Pero a veces, las relaciones tóxicas pueden ser difíciles de identificar. A Hannah le costó casi hasta suites de fantasía descubrir que Luke era tóxico. Pero hay algunos comportamientos que claramente cruzan la línea, como cualquier tipo de abuso, ya sea físico, emocional, verbal o financiero. Otras señales son más sutiles, pero pueden ser igual de problemáticas: “Todas las relaciones tienen un nivel de toxicidad. Nada es perfecto, siempre hay algo que hacer”, dice la doctora Ginnie Love Thompson, psicoterapeuta de Florida. Pero es cuando la toxicidad se descontrola cuando surgen los problemas. “Si te sientes incómodo, tienes que detenerte y preguntar cuál es la causa”, dice Thompson.

Amor tóxico

Las personas -especialmente las más cercanas- tienen un profundo impacto en tu bienestar. Todos experimentaremos los altibajos de vivir y amar a personas imperfectas, pero en última instancia, nuestras relaciones deberían ser una fuente de alegría, no de frustración.

Todos los seres humanos del planeta merecen tener relaciones ricas, gratificantes y seguras. Y todos los seres humanos del planeta tienen la responsabilidad de co-crear esas relaciones. Aprendamos a detectar las señales de una relación tóxica para poder empezar a crear relaciones saludables.

Lee más  Aprender a decir no

Una toxina es un veneno, una sustancia que puede provocar enfermedades, daños o incluso la muerte. Una relación tóxica, entonces, es una que está enferma. Incluso puede estar muriendo. Si bien todos tenemos nuestros momentos y temporadas de egoísmo, una persona verdaderamente tóxica tomará y tomará y no te dará nada a cambio. Es como si te mordiera un vampiro (¡el equipo de Edward!) y te drenara la vida. Te encuentras sirviendo a alguien a expensas de tus sentimientos, necesidades y alegría.

No me malinterpretes: el servicio y el sacrificio forman parte de una buena relación. Y también lo son los retos, los desacuerdos, el perdón y el malestar. Pero una relación sana es mutuamente vivificante. Los retos y los sacrificios fluyen hacia la conexión y el amor.

¿Es una prueba tóxica?

Es un refrán común: las relaciones son un trabajo duro. Las peleas son normales y las malas rachas, normales. Sin embargo, estos tópicos pueden desviar la atención de las causas legítimas de preocupación en la vida social y romántica, incluyendo los signos de que una relación puede haberse convertido, o siempre ha sido, tóxica. Esto es lo que debes saber sobre las relaciones tóxicas y cómo saber si estás en una.

Heidi Westra Brocke, una quiropráctica de 46 años que vive en Illinois, está familiarizada con estos desajustes. Brocke se considera empática y complaciente con la gente, y creció “asumiendo que todo el mundo era amable y que todos querían lo mejor para ti”. En cambio, dice que su personalidad atrajo a compañeros controladores que la obligaron a sacrificar sus necesidades por las de ellos, y a trabajar constantemente para obtener una aprobación que nunca llegó. Aunque sus historias son muy diferentes, tanto Brocke como Gamble afirman que soportaron relaciones tóxicas durante años, lo que pone de manifiesto que no hay dos relaciones malas exactamente iguales.

Lee más  ¿Qué fruta quita la ansiedad?

Para tu seguridad, hemos enviado un correo electrónico de confirmación a la dirección que has introducido. Haz clic en el enlace para confirmar tu suscripción y empezar a recibir nuestros boletines. Si no recibes la confirmación en 10 minutos, comprueba tu carpeta de spam.

Citas de relaciones tóxicas

Es un refrán común: las relaciones son un trabajo duro. Las peleas son normales y las malas rachas, normales. Sin embargo, estos tópicos pueden distraer la atención de las causas legítimas de preocupación en la vida social y romántica, incluyendo los signos de que una relación puede haberse convertido, o siempre fue, tóxica. Esto es lo que debes saber sobre las relaciones tóxicas y cómo saber si estás en una.

Heidi Westra Brocke, una quiropráctica de 46 años que vive en Illinois, está familiarizada con estos desajustes. Brocke se considera empática y complaciente con la gente, y creció “asumiendo que todo el mundo era amable y que todos querían lo mejor para ti”. En cambio, dice que su personalidad atrajo a compañeros controladores que la obligaron a sacrificar sus necesidades por las de ellos, y a trabajar constantemente para obtener una aprobación que nunca llegó. Aunque sus historias son muy diferentes, tanto Brocke como Gamble afirman que soportaron relaciones tóxicas durante años, lo que pone de manifiesto que no hay dos relaciones malas exactamente iguales.

Para tu seguridad, hemos enviado un correo electrónico de confirmación a la dirección que has introducido. Haz clic en el enlace para confirmar tu suscripción y empezar a recibir nuestros boletines. Si no recibes la confirmación en 10 minutos, comprueba tu carpeta de spam.

Lee más  ¿Cuál es el mejor medicamento para la ansiedad?