¿Cómo saber si tengo Hafefobia?

Haphephobia svenska

La hafefobia[1] (también conocida como afefobia,[1] hafofobia,[2] hapnofobia, haptefobia,[1] haptofobia,[1][2] tixofobia,[1] afenfosmofobia) es una fobia específica poco frecuente que implica el miedo a tocar o a ser tocado. A menudo se asocia con el miedo a las agresiones sexuales. Michell Dorais informa de que muchas personas que han sido víctimas de abusos sexuales tienen miedo a ser tocadas, y cita a una víctima que describe el hecho de ser tocado como algo que “quema como el fuego”, lo que le hace quedarse paralizado o arremeter contra él[3].

Al igual que ocurre con otras fobias y estados de ansiedad, la hafefobia puede ir acompañada de síntomas relacionados con la ansiedad y el estrés que varían entre quienes la padecen. Una lista no exhaustiva de los posibles síntomas que pueden presentar quienes padecen hafefobia incluye:[4]

Aphenphosmphobia

La hafefobia consiste en el miedo al tacto. Aunque es poco frecuente, suele ser una fobia devastadora. Pertenece a la clase de fobias conocidas como fobias específicas, que son temores a un objeto o situación concretos. Si tiene hafefobia, teme que le toque cualquier persona, aunque algunas personas sólo temen que les toquen los de otro sexo.

El miedo irracional a que te toquen es inusual, ya que no está especialmente vinculado a otros trastornos relacionados con la ansiedad, como la fobia social (trastorno de ansiedad social) o el miedo a la vulnerabilidad o a la intimidad. Muchas personas con hafefobia pueden establecer vínculos cálidos y estrechos con otras personas, aunque les preocupa que esos vínculos estén en peligro debido a su incapacidad para mostrar afecto físico.

Lee más  Te expresamos con sentimiento

Los síntomas de la hafefobia pueden variar en gravedad. Algunas personas con esta fobia pueden generar suficiente confianza para superar sus reacciones con una o dos personas concretas durante un largo periodo de tiempo. Y/o, pueden tolerar el contacto que inician o dar permiso expreso para que otra persona lo inicie. Otros se sienten incómodos con cualquier forma de contacto.

Miedo al contacto físico

Mi mujer, Jessica, ha sido increíble a la hora de aprender sobre la hafefobia, aceptarla y apoyarme. Ella entiende que así es como estoy conectado. La mayor parte del tiempo trabaja con ella; a veces, me ayuda a sacarla, y eso es algo bueno. Nota del editor: También hablamos con Jessica, que nos dijo que, aunque no experimenta el mundo de la misma manera que Mike, le quiere y trata de ponerse en su lugar. Su relación con Mike la ha hecho más consciente de sí misma y más sensible a lo que experimentan otras personas. Así es como funciona su hogar, y llevan casi 25 años comprometidos y contando.Una de las formas más importantes en las que Mike se enfrenta es educando a los demás. Las fobias son relativamente comunes, y todos debemos ser nuestros propios defensores. Nuestros pacientes lo entienden por experiencia propia. La sensibilidad y la empatía son esenciales para construir relaciones y mantenernos íntegros.

Test de hipofobia

Por favor, responda cuidadosamente a cada una de las afirmaciones y elija la que mejor describa cómo se ha sentido en el último mes. Este test de fobia en línea es una medida de cribado que puede ayudarle a determinar si puede tener una fobia específica que requiera ayuda profesional.

Lee más  Síndrome del nido vacío

Es importante tener en cuenta que estos resultados no constituyen un diagnóstico y que este test no es una herramienta de diagnóstico. Sin embargo, puede beneficiarse de una consulta con un profesional de la salud mental autorizado si tiene dificultades en la vida diaria. Los trastornos mentales sólo deben ser diagnosticados por un profesional de la salud mental autorizado.

Con demasiada frecuencia, las personas se abstienen de buscar ayuda por temor a que sus preocupaciones no sean lo suficientemente graves como para justificar la ayuda profesional. Le instamos a que acuda a un profesional autorizado después de realizar nuestro test de fobia online.

Todo el mundo tiene miedo a algo. Por ejemplo, es normal sentir cierta ansiedad cuando se hace una presentación o se hace algo nuevo. Sin embargo, algunas personas experimentan un nivel anormal de ansiedad o miedo cuando se enfrentan incluso a la idea de una cosa o situación específica.