¿Cómo saber si tengo otolitos?

Órganos de los otolitos

Los otolitos son piedras del oído (oto = oído, lith = piedra) en el oído interno de todos los peces óseos. Los peces utilizan sus otolitos para el equilibrio y la audición, detectando pequeños cambios en la dirección y la presión del agua. De hecho, estas estructuras biominerales se encuentran en todos los vertebrados. En el oído interno humano, son una pasta de pequeños cristales llamados otoconias que se comportan de forma muy similar. El vértigo es una dolencia típicamente causada por el trastorno de la otoconia.

Los peces crecen continuamente, durante toda su vida. Por ello, los otolitos deben seguir creciendo también. En los peces óseos, esto sucede por una capa de material que se deposita en el otolito en crecimiento cada día. Si se corta un otolito por la mitad, se parece a un tronco de árbol, con anillos diarios y estacionales que se pueden ver fácilmente. Como no podemos preguntarle a un pez cuántos años tiene, y como (al igual que los humanos) la longitud no es necesariamente una buena forma de distinguir entre los peces más viejos, se utilizan los otolitos en su lugar. Los científicos pesqueros estiman habitualmente la edad de los peces contando los anillos de crecimiento de los otolitos.

Los investigadores también utilizan los otolitos para reconstruir la historia de la vida de los peces. Como el agua que rodea a los peces cambia constantemente (ya sea porque fluye o porque los peces se mueven), las trazas químicas de los anillos de los otolitos también cambian. Básicamente, al formarse un anillo de otolitos, algunas sales traza del entorno también se incorporan al anillo. Por ejemplo, el metal estroncio está asociado a la salinidad. Si un investigador observa cómo cambian los niveles de estroncio desde el centro (la parte que se formó cuando el pez aún estaba en su huevo) hasta el borde del otolito (el último anillo que formó antes de morir), puede reconstruir qué temporada estuvo un pez en agua salada y qué temporada estuvo en agua dulce. Esto es muy útil si eres un pescador que intenta capturar un pez migratorio como el salmón. Los científicos también pueden utilizar la química de los otolitos para averiguar muchas otras cosas útiles sobre la vida de los peces. Pueden averiguar qué peces nacieron al mismo tiempo en el mismo lugar, en qué tipo de hábitat vivían, cuál era la temperatura del agua (útil para la ciencia del clima) y mucho más.

Lee más  ¿Cuáles son las 7 etapas de duelo?

Oído de la enfermedad de los cristales

A continuación trataré cada una de ellas y me referiré al vídeo que aparece justo debajo a lo largo del artículo, utilizando marcas de tiempo para asegurarme de que sólo ves la parte que es relevante para cada sección.1. La primera opción es la prueba de contador ocular (OCR).

La inclinación de la cabeza provoca el reflejo otolítico-ocular, que provoca movimientos oculares compensatorios generando una torsión estática de los ojos en la dirección opuesta.

En la posición vertical de la cabeza, un paciente con una lesión unilateral del otolito tendrá una torsión estática de los ojos hacia el lado de la lesión y una desviación oblicua como si la cabeza estuviera inclinada contralateralmente al lado de la lesión.

Esta asimetría es coherente con los resultados del oVEMP y significa una anomalía utricular derecha: La principal utilidad clínica de la prueba OCR es que proporciona un método cuantitativo para documentar las anomalías del otolito.2. Vertical visual subjetiva dinámica (SVV)La segunda opción de VisualEyes™ que nos permite comprobar la función del otolito es la capacidad de medir la vertical visual subjetiva dinámica (SVV).

Utrículo

Los huesos de los peces tienen muchas historias que contar, sobre todo un tipo especial de hueso del oído llamado otolito, que guarda un registro de toda la vida de un pez. Todo un campo de la ciencia de los peces gira en torno al estudio de estos pequeños huesos, que pueden revelar la edad y el movimiento de un pez. Nuestro personal en Laos tuvo en sus manos un otolito sorprendentemente grande mientras visitaba un criadero de conservación en Tailandia, ¡pero no sin antes luchar! Los peces tienen tres pares de otolitos situados detrás del cerebro, cada uno con una forma diferente, que les ayudan a oír y a mantener el equilibrio. El par más grande, el sagittae, es el más estudiado porque es el más fácil de encontrar al diseccionar un pez. Los otros otolitos se llaman lapilli y asterisci.

Lee más  Como saber cuando una persona miente psicologia

Al igual que los anillos de los árboles, los otolitos de los peces depositan aproximadamente un par de bandas translúcidas y opacas cada año para formar un anillo. Estas bandas se muestran como bandas claras y oscuras bajo el microscopio, y su recuento permite estimar la edad del pez. También se necesitan estudios adicionales para validar estos recuentos de anillos, es decir, para verificar si un par de bandas equivale realmente a un año de edad, o si los peces depositan bandas con mayor o menor frecuencia (Beamish y McFarlane 1983). Los registros del tamaño de un pez en combinación con su edad ayudan a los científicos a determinar la velocidad de crecimiento de una especie de pez. Los otolitos también proporcionan una gran cantidad de información en su microquímica, o las concentraciones de diferentes elementos traza e isótopos, que pueden revelar los patrones de migración de un pez y los diferentes hábitats que ha utilizado (Feyrer et al. 2007).

Otoconia svenska

Los otolitos pueden interpretarse enteros o puede ser necesario seccionarlos, cortando una fina loncha del otolito a través del núcleo (ver imagen inferior). La sección de los otolitos permite una visión más clara de los patrones de bandas en algunas especies.

Los otolitos se interpretan contando el número de bandas opacas entre el núcleo y el borde, y midiendo el margen del otolito, que es la distancia entre la última banda opaca y el borde del otolito (ver imagen inferior). La anchura del margen del otolito nos indica cuándo se depositó la última banda opaca.

Esta información, junto con la fecha de captura del pez, la fecha de nacimiento (mitad del periodo de desove de la especie) y el periodo en que se depositaron las bandas opacas, se utilizan para estimar la edad del pez. El otolito de la caballa española (imagen inferior) muestra 2 bandas opacas y se estima que tiene 2 años.

Lee más  Inseguridades de una mujer