Como saber si tengo un ataque de panico

¿Tengo un ataque de pánico?

Sin tratamiento, los ataques de pánico frecuentes y prolongados pueden ser gravemente incapacitantes. La persona puede optar por evitar una amplia gama de situaciones (como salir de casa o estar solo) por miedo a experimentar un ataque.    Algunas personas pueden desarrollar trastornos de pánico Para muchas personas, las sensaciones de pánico se producen sólo ocasionalmente durante períodos de estrés o enfermedad. Se dice que una persona que experimenta ataques de pánico recurrentes padece un trastorno de pánico, que es un tipo de trastorno de ansiedad. Por lo general, tienen ataques de pánico recurrentes e inesperados y temores persistentes de que se repitan los ataques.    Síntomas Los síntomas de un ataque de pánico pueden incluir:    La respuesta de “huida o lucha” Cuando el cuerpo se enfrenta a un peligro inmediato, el cerebro ordena al sistema nervioso autónomo que active la respuesta de “huida o lucha”. El cuerpo se inunda de una serie de sustancias químicas, incluida la adrenalina, que desencadenan cambios fisiológicos. Por ejemplo, el ritmo cardíaco y la respiración se aceleran y la sangre se desplaza a los músculos para prepararse para el combate físico o la huida.

Ataques de pánico diarios

CausaLa causa exacta del trastorno de pánico no está clara. Algunas personas son más sensibles a la ansiedad y al pánico que otras. Esto puede deberse a sus antecedentes familiares o a experiencias pasadas. Es posible que hayas visto a tus padres o a otros miembros de tu familia sufrir ansiedad. O puede haber vivido acontecimientos traumáticos en su pasado. Puede ser muy sensible a la forma en que su cuerpo reacciona a las experiencias que provocan ansiedad. Puede confundir la reacción de su cuerpo como algo perjudicial y empezar a temer la reacción de su cuerpo. Esto se denomina ciclo de pánico. Las mismas experiencias que le causan pánico a usted pueden no causar pánico en otras personas. Puede tener un ataque de pánico sin tener un trastorno de pánico. Los ataques de pánico pueden ser desencadenados por: Los ataques de pánico también pueden estar causados o relacionados con otras condiciones médicas, incluyendo:

Lee más  Ansiedad falta de aire solución

¿Cuándo debe llamar a su médico? Llame a su médico si tiene: Espera vigilante Puede ser difícil diferenciar los síntomas de un ataque de pánico (como la falta de aire y el dolor en el pecho) de los síntomas de un ataque al corazón u otro problema médico grave. Si tiene síntomas de un ataque de pánico, asegúrese de recibir atención médica de inmediato para poder descartar otros problemas médicos. A quién acudir Los siguientes profesionales sanitarios pueden diagnosticar los ataques de pánico. Pueden colaborar con otros profesionales de la salud para tratar los ataques de pánico y el trastorno de pánico: El tratamiento de los ataques de pánico y el trastorno de pánico también puede ser proporcionado por un: Muchos centros de salud mental de la comunidad, clínicas ambulatorias de hospitales y agencias de servicios familiares tienen programas de tratamiento para personas con trastorno de pánico.

Ataque de ansiedad vs. ataque de pánico

Un ataque de pánico es un episodio abrupto de ansiedad o miedo intensos acompañado de una serie de síntomas físicos, como latidos acelerados del corazón y falta de aliento, que suelen durar entre 5 y 20 minutos. Los ataques de pánico pueden ser muy angustiosos, pero no suponen ningún riesgo físico grave para la salud[1].

Muchas personas experimentan uno o dos ataques de pánico a lo largo de su vida. Suelen ocurrir con más frecuencia cuando se produce un acontecimiento vital estresante, como un duelo, un cambio de trabajo o la separación de la pareja. También es frecuente no poder identificar un factor desencadenante.

Si una persona experimenta ataques de pánico espontáneos y recurrentes, sin un desencadenante aparente, se denomina trastorno de pánico, una enfermedad que suele tratarse con asesoramiento psicológico y/o medicación.

Lee más  Vertigo a las alturas

Normalmente no hay signos perceptibles de la aparición de un ataque de pánico inesperado. Muchas personas afirman que se ven afectadas por una oleada de síntomas de ataque de pánico que se producen de improviso, tal vez mientras realizan una tarea cotidiana como planchar o ver la televisión.

Cómo se siente después de un ataque de pánico

Las personas con trastorno de pánico sufren regularmente episodios intensos de ansiedad, conocidos como ataques de pánico (véase más abajo). Se preocupan mucho por tener más ataques, o por lo que los ataques implican o pueden causar, o han hecho cambios en sus comportamientos a causa de los ataques.

Los ataques de pánico comienzan de forma repentina y suelen alcanzar su punto álgido rápidamente, a los 10 minutos o menos de comenzar. Pueden producirse múltiples ataques de diferentes intensidades a lo largo de varias horas, lo que puede dar la sensación de que un ataque de pánico se va sucediendo al siguiente, como si fueran olas. Al principio, los ataques de pánico parecen surgir “de la nada”, pero con el tiempo la persona puede llegar a esperarlos en determinadas situaciones. Si una persona empieza a evitar estas situaciones por miedo a un ataque de pánico, también puede tener agorafobia (véase más adelante).

Algunas personas sufren ataques de pánico a diario o semanalmente. Los síntomas externos de un ataque de pánico suelen provocar dificultades sociales, como vergüenza, estigmatización o aislamiento social. Sin embargo, las personas que han sufrido estos ataques durante mucho tiempo suelen ser capaces de contener los signos externos incluso de ataques de pánico muy intensos. A veces, las personas sufren ataques más leves con sólo 3 o menos de los síntomas mencionados, que se conocen como ataques de síntomas limitados (véase más adelante).

Lee más  Frases de la vida cuando estas triste