¿Cómo son las sudoraciones por ansiedad?

El sudor del estrés

No todo el sudor es igual: Hay una diferencia entre el sudor normal y el sudor por estrés. Las gotas de sudor que se acumulan en la frente, las gotas que caen por la espalda… son reacciones normales cuando se hace ejercicio al aire libre en un día caluroso o se está en una situación de estrés.

El sudor es la forma que tiene nuestro cuerpo de refrescarse. Sin embargo, la sudoración por el calor y la sudoración por el estrés son químicamente diferentes. Siga leyendo para conocer los dos tipos de sudor y cómo evitar la pérdida excesiva de líquidos.

1. El sudor regular. Cuando el cuerpo está caliente, el sudor es liberado por las glándulas sudoríparas ecrinas, que se abren en la superficie de la piel y cubren la mayor parte del cuerpo. Este sudor se compone de agua, sal y potasio, y se asienta en la parte superior de la piel. Cuando esta humedad se evapora, el cuerpo se enfría.

2. El sudor por estrés. Cuando el cuerpo reacciona a una emoción, como la ansiedad, el estrés o la excitación, las glándulas apocrinas liberan sudor. Estas glándulas producen un sudor más lechoso compuesto por ácidos grasos y proteínas. Las glándulas apocrinas se encuentran cerca de las densas bolsas de folículos pilosos bajo los brazos, alrededor de la ingle y en el cuero cabelludo. Aunque este tipo de sudor es inicialmente inodoro, no se evapora tan rápidamente y puede desarrollar un olor cuando se combina con bacterias en la piel.

Lee más  ¿Qué es lo que provoca una taquicardia?

Temblores de ansiedad

Muchos de los síntomas de la ansiedad son frustrantes. La sudoración es especialmente molesta y uno de los síntomas de ansiedad más comunes. Por este motivo, muchas personas que sufren de ansiedad preguntan cómo detener o reducir la sudoración.

La sudoración es en realidad una respuesta natural al estrés relacionada con el sistema de “lucha o huida”, y sirve como una adaptación que en realidad tiene muchas ventajas. El sudor en la piel acabará por evaporarse, enfriando el cuerpo para evitar temperaturas internas elevadas. Por desgracia, la sudoración con ansiedad no es necesaria para enfriar el cuerpo, sino que simplemente provoca un efecto secundario no deseado que la mayoría de los individuos desearían poder detener.

La realidad es que la sudoración nerviosa no sólo es común, sino que es normal. Cuando uno está nervioso, el sistema de “lucha o huida” de su cuerpo se activa, enviando un torrente de hormonas energéticas a su cuerpo que desencadenan un aumento del ritmo cardíaco y del flujo sanguíneo, entre otras cosas.

La sudoración también se activa para ayudar a enfriar el cuerpo de toda esa energía, de lo contrario nos sobrecalentaríamos y posiblemente dañaríamos nuestros músculos, enzimas y otros factores biológicos importantes que no pueden funcionar a temperaturas tan altas.

Cómo sudar menos

La sudoración excesiva puede aparecer y desaparecer raramente, ocurrir con frecuencia o persistir indefinidamente. Por ejemplo, puede experimentar una sudoración profusa de vez en cuando y no tan a menudo, experimentarla de forma intermitente o experimentarla todo el tiempo.

Las hormonas del estrés preparan al cuerpo para la acción inmediata cambiando el funcionamiento del cuerpo cuando se percibe el peligro. Parte de este cambio incluye el aumento de la transpiración para que el agua del cuerpo pueda ser eliminada a través de la piel en lugar de a través de los riñones, para que no tengas que parar a orinar en medio de la defensa o la huida de un daño. Otra parte de las acciones de la respuesta al estrés provoca un aumento de la respiración y del ritmo cardíaco para dirigir la sangre a las partes más necesarias para la acción de emergencia y alejarlas de las que no lo son.

Lee más  Como superar el miedo a la muerte

Cuando estamos ansiosos, podemos experimentar un aumento de la transpiración debido a los cambios de la respuesta al estrés que se producen. Dado que las sensaciones y los síntomas de la respuesta al estrés son directamente proporcionales al grado de ansiedad, podemos experimentar una amplia gama de sensaciones y síntomas asociados a los diferentes grados. Por ejemplo, alguien que está extremadamente ansioso puede experimentar sensaciones y síntomas dramáticos, mientras que alguien que sólo está ligeramente ansioso puede experimentarlos de forma leve.

Por qué sudo tanto

Pero, en realidad, estos eventos en sí no te ponen nervioso. En cambio, el miedo a pasar vergüenza, a fracasar o a parecer estúpido despierta sentimientos de ansiedad. Como dijo Franklin D. Roosevelt: “Lo único que tenemos que temer es el propio miedo”.

Un estímulo externo (como una primera cita o una gran audiencia) te hace sentir ansiedad con sudores nerviosos. La ansiedad activa el sistema nervioso simpático para prepararse a reaccionar (la respuesta de lucha o huida), lo que aumenta el ritmo cardíaco y la temperatura corporal. La sudoración es una respuesta al estrés que ayuda a enfriar el cuerpo para que no se sobrecaliente.

El nerviosismo también puede hacer que ciertas zonas del cuerpo suden. Por ejemplo, si sientes estrés antes de una reunión importante, las palmas de las manos, las plantas de los pies o las axilas pueden empezar a sudar. Además, algunas personas sudan más en la cabeza y la cara en respuesta al nerviosismo.Síntomas de la sudoración nerviosa

Cuando se enfrenta a la ansiedad, se vuelve menos consciente de la causa y su reacción se convierte en el problema (enrojecimiento de la cara, ropa empapada, etc.). La sudoración inesperada puede obligarle a cambiarse de camisa repetidamente o impedirle conseguir un trabajo o un ascenso. La preocupación y la sudoración se convierten en un círculo vicioso difícil de romper.

Lee más  Ejercicios para la ansiedad nerviosa