Cual es el mejor ejercicio para la depresión

Ejercicio, depresión y ansiedad: La evidencia

Aunque más de 550.000 personas corren en maratones cada año, no es necesario correr tanto para recibir los beneficios positivos de esta forma de ejercicio. Correr es una forma estupenda de romper con la rutina diaria mientras te centras en ti mismo.

A veces, las preocupaciones cotidianas de la vida pueden crear un estrés adicional. Estos factores estresantes pueden aumentar el nivel de ansiedad de una persona y provocar una depresión. Cuando corres durante al menos 30 minutos, esto te obliga a hacer otra cosa además de centrarte en lo que te estresa.

Una rutina de yoga combina la meditación con ejercicios básicos para ayudarte a mejorar tu salud mental y física. Otro aspecto único del yoga es que puedes elegir hacerlo solo o en grupo.

Practicar yoga con otras personas puede ayudarle a ser responsable de su programa de ejercicios. También puede rodearte de otras personas con ideas afines que pueden estar sufriendo algunos de los mismos síntomas de ansiedad y depresión que tú sientes.

Estar en el bosque te ayuda a separarte del ajetreo de tu vida y te sitúa en un entorno tranquilo y sereno. Dependiendo del lugar en el que vivas, el senderismo puede ser un reto debido al aumento de la altitud y a otros elementos meteorológicos.

DEPRESIÓN Y EJERCICIO | Un entrenamiento sencillo

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza que cualquier usuario deposite en los materiales contenidos en este sitio web.

Lee más  Actividades para superar el toc

Episodio extra de la serie Barbell Health

Melanie McKay empezó a correr hace dos años para perder peso, pero ahora sigue haciéndolo por sus beneficios para la salud mental y por la comunidad que ha conocido al unirse a un grupo. Tengo una mente bastante ocupada, pero también propensa a algunos pensamientos bastante oscuros”, dice McKay, “Cuando corro tengo tiempo para pensar en las cosas, analizarlas, comprenderlas y procesarlas. Es increíble tener algo tan sencillo en lo que concentrarse y que tiene tanto impacto. Soy mucho más feliz como corredor”.

2. Boxeo Los rumores de que golpear un saco de boxeo libera el estrés y la ira son ciertos. Encontrar una salida a la agresividad puede ser tanto fortalecedor como curativo. Los “asaltos” breves y agudos de puñetazos, seguidos de descanso, dan lugar a una intensa sesión de intervalos, que libera endorfinas. Si se hace “sparring” con otro boxeador, se puede alcanzar el “flujo”, en el que uno se concentra únicamente en la tarea que tiene entre manos o en el momento presente; un estado que defienden desde los monjes budistas hasta los atletas olímpicos. Las clases de boxeo de boutique están apareciendo por todas partes, pero los clubes locales de boxeo amateur también son una forma rentable de liberar la rabia de forma segura.

El mejor ejercicio para la depresión

El ejercicio puede ser una gran forma de levantar el ánimo y mejorar la capacidad de lidiar con el estrés. Cuando haces ejercicio, tu cuerpo suele sentirse más relajado y tranquilo, pero también hay beneficios mentales. Descubra por qué el ejercicio es beneficioso y qué tipos de ejercicios son los mejores para ayudar a equilibrar sus emociones.

Lee más  Ataque de panico en perros

Cuando se realiza un ejercicio de alta intensidad, el cuerpo y el cerebro producen hormonas y neurotransmisores que tienen un impacto positivo en el estado de ánimo, la memoria, los niveles de energía y la sensación de bienestar.  Algunos de ellos se conocen como endorfinas, las sustancias químicas del cuerpo que nos hacen sentir bien. Pueden provocar el “subidón del corredor” del que hablan los corredores.

Después de un buen entrenamiento, tus músculos están cansados, pero te sientes más relajado. También puedes sentirte realizado, lo que aumenta tu confianza en ti mismo y mejora tu sensación de bienestar. Gracias al entrenamiento, la tensión y el estrés acumulados en los músculos y la mente se reducen.

Aunque el ejercicio no es, por sí solo, un tratamiento para la depresión clínica, los estudios demuestran que incluso una sola sesión de ejercicio produce cambios positivos en las sustancias químicas del cerebro y puede mejorar tu estado de ánimo. Una revisión de 2017 sobre los efectos del ejercicio publicada en la revista Brain Plasticity, encontró que después del ejercicio, las personas reportaron un mejor estado de ánimo con disminución de la tensión, la depresión y la ira.