Cuáles son las emociones positivas

Diferentes emociones y su significado

Los alumnos experimentan y expresan una serie de emociones cada día. Centrarse en las emociones positivas es una forma de ayudarles a desarrollar las habilidades que necesitan para concentrarse en el aula y enfrentarse a los altibajos de la vida.

Cada estudiante mostrará estas emociones de forma diferente, y no hay un enfoque único para todos. Ser consciente de los diferentes tipos de emociones positivas es el primer paso para fomentarlas entre los alumnos de su aula.

Al fomentar las emociones positivas entre sus alumnos, les ayudará a estar más concentrados y a conseguir mejores resultados de aprendizaje. Y lo que es más importante, también desarrollarán su capacidad de recuperación, lo que tendrá un impacto positivo en su bienestar general.

Es posible que sus alumnos ya estén experimentando y demostrando una serie de emociones positivas, pero a menos que nos demos cuenta, puede ser difícil identificarlas. Aquí tienes algunas sugerencias de cosas que puedes hacer:

Descripción de las emociones

Puede que no creas que prestar atención a las emociones tiene mucho que ver con el trabajo, pero algunos estudios de investigación han demostrado que las culturas laborales negativas pueden afectar al funcionamiento y la salud de las familias relacionadas con los empleados. En otras palabras, los trabajadores se llevan el estrés y la negatividad que absorben en la oficina a sus relaciones y familias.

En un reciente artículo de la Harvard Business Review se describía este efecto: ”Un creciente conjunto de investigaciones confirma que el estrés que los empleados experimentan en el trabajo se traslada y perjudica el funcionamiento y el bienestar de los miembros de la familia, e incluso repercute en el rendimiento escolar de los niños”. Esta cadena puede desarrollarse de la siguiente manera: un directivo que cree que la mejor manera de dirigir a los empleados es “mantenerlos en vilo” hace habitualmente exigencias poco razonables, se enfrenta a los empleados públicamente, les proporciona poca retroalimentación positiva y les oculta información. Estos comportamientos provocan estrés en los empleados que los padecen. Cuando vuelven a casa del trabajo por la noche, los empleados son más propensos a mostrar ira e impaciencia. Los niveles de estrés de sus cónyuges aumentan y la calidad del matrimonio disminuye”.

Lee más  Karma frases para gente mala que se cree buena

Lista de emociones negativas

Parte de ser feliz es sentirse feliz, momento a momento, a lo largo de nuestra vida. Pero, ¿qué significa realmente “sentirse feliz”? ¿Es la sensación que tenemos al comer un helado en el calor del verano? ¿La sensación que tenemos al sentarnos junto a alguien a quien amamos profundamente? ¿La sensación que tenemos cuando algo nos sale bien?

Si no comprendemos mejor los matices que se esconden detrás de la frase “sentirse feliz”, podemos perder oportunidades de tener emociones positivas en nuestra vida. En su libro Positivity, la psicóloga Barbara Fredrickson sugiere que experimentamos una serie de emociones positivas y que cada una de ellas nos ayuda a crear recursos o a ampliar nuestra perspectiva de forma útil.

Cuando nos sorprendemos o nos deleitamos con una cosa buena no prevista, se produce la alegría. Piensa en el momento en que disfrutas de una fantástica comida en un nuevo restaurante o cuando planeas una visita con un buen amigo. La alegría es una señal de que la situación es segura y nos anima a abrazar la experiencia y saborear el momento.

Cuando logramos un objetivo o contribuimos de forma importante, sentimos orgullo por nuestras propias capacidades. Tanto si se trata de conseguir el ascenso por el que hemos trabajado duro como de mantener un objetivo de fitness durante seis semanas, reconocer nuestras propias capacidades nos proporciona la motivación necesaria para seguir fijando y alcanzando objetivos en el futuro.

Cómo manejar las emociones

La doctora Barbara L. Fredrickson es una de las principales investigadoras de la psicología social, la ciencia afectiva y la psicología positiva, y lleva más de 20 años estudiando y haciendo avanzar la ciencia de las emociones positivas. Entre sus muchos logros y honores, Barbara Fredrickson es más reconocida por su teoría de ampliación y construcción de las emociones positivas.

Lee más  Ejemplos de conducta pasiva

Su investigación, y la base de su libro, “Positivity: La investigación de primera categoría revela la proporción de 3 a 1 que cambiará su vida”, explica que para que prosperemos en la vida, lo que el Diccionario de Cambridge define como crecer, desarrollarse o tener éxito, debemos tener tres experiencias emocionales positivas por cada experiencia emocional negativa.

Además de “sentirse bien”, entre los muchos beneficios psicológicos, la experiencia de las emociones positivas amplía nuestra mente, aumenta la creatividad y nos hace más ingeniosos y más resistentes a cosas como el estrés, lo que, a su vez, afecta positivamente a todas las áreas de nuestra vida, incluida nuestra satisfacción en el trabajo, nuestras conexiones sociales, la productividad laboral y mucho más. Basta pensar en cómo las emociones positivas pueden contribuir a nuestro compromiso en el trabajo.