¿Cuánto duran los síntomas de un ataque de ansiedad?

Medicación para los ataques de pánico

CausaLa causa exacta del trastorno de pánico no está clara. Algunas personas son más sensibles a la ansiedad y al pánico que otras. Esto puede deberse a sus antecedentes familiares o a experiencias pasadas. Es posible que haya visto a sus padres o a otros miembros de la familia experimentar ansiedad. O puede haber vivido acontecimientos traumáticos en su pasado. Puede ser muy sensible a la forma en que su cuerpo reacciona a las experiencias que provocan ansiedad. Puede confundir la reacción de su cuerpo como algo perjudicial y empezar a temer la reacción de su cuerpo. Esto se denomina ciclo de pánico. Las mismas experiencias que le causan pánico a usted pueden no causar pánico en otras personas. Puede tener un ataque de pánico sin tener un trastorno de pánico. Los ataques de pánico pueden ser desencadenados por: Los ataques de pánico también pueden estar causados o relacionados con otras condiciones médicas, incluyendo:

¿Cuándo debe llamar a su médico? Llame a su médico si tiene: Espera vigilante Puede ser difícil diferenciar los síntomas de un ataque de pánico (como la falta de aire y el dolor en el pecho) de los síntomas de un ataque al corazón u otro problema médico grave. Si tiene síntomas de un ataque de pánico, asegúrese de recibir atención médica de inmediato para poder descartar otros problemas médicos. A quién acudir Los siguientes profesionales sanitarios pueden diagnosticar los ataques de pánico. Pueden colaborar con otros profesionales de la salud para tratar los ataques de pánico y el trastorno de pánico: El tratamiento de los ataques de pánico y el trastorno de pánico también puede ser proporcionado por un: Muchos centros de salud mental de la comunidad, clínicas ambulatorias de hospitales y agencias de servicios familiares tienen programas de tratamiento para personas con trastorno de pánico.

Lee más  ¿Cómo afecta la menopausia el sistema nervioso?

Síntomas de un ataque de ansiedad

Cualquiera que haya sufrido un ataque de ansiedad sabe lo abrumador que puede ser. Según la Asociación Americana de Ansiedad y Depresión (ADAA), los trastornos de ansiedad afectan al 18,1% de la población estadounidense cada año. Si usted es una de esas personas, sabe que un ataque de ansiedad puede hacerle sentir como si se ahogara.

Al igual que cualquier otra enfermedad, a menudo hay señales de advertencia a las que hay que prestar atención y que pueden sugerir que un ataque de ansiedad es inminente. Antes de un ataque de ansiedad, una persona puede empezar a sentirse inquieta, irritable, tensa y fatigada. Dicho esto, hay ciertas ocasiones en las que un ataque de ansiedad puede aparecer repentinamente y sin previo aviso.

Esto es lo que suelen experimentar las personas que sufren ataques de ansiedad, pero no es en absoluto una lista exhaustiva de todos los síntomas posibles. Dado que la ansiedad está tan estrechamente ligada a su psique, puede manifestarse de muchas maneras.

Si estás leyendo este artículo, probablemente estés familiarizado con el término “ataque de pánico”. A menudo se utiliza indistintamente con el término ataque de ansiedad, pero en realidad son condiciones diferentes. Los profesionales de la salud mental reconocen que los sentimientos de ansiedad leve son una parte normal de la vida cotidiana. La ansiedad, en su raíz, es la anticipación estresante de un acontecimiento futuro. Los ataques de ansiedad suelen empezar a manifestarse con el tiempo a medida que la ansiedad se va acumulando.

Ataque de pánico

El pánico es la forma más aguda de ansiedad[1] El cuerpo entra en modo de lucha o huida -preparándose para escapar de un peligro físico-, pero normalmente no hay una fuente real de peligro. En cambio, los síntomas mentales y físicos concurrentes de un ataque de pánico se producen en respuesta a una acumulación de pensamientos ansiosos.

Lee más  ¿Por qué da ansiedad generalizada?

Una persona que sufre un ataque de pánico puede sentir que se está muriendo o que está perdiendo la cordura durante el ataque. Aunque se trata de una experiencia intrínsecamente angustiosa, los ataques de pánico no suponen ningún riesgo real grave para la salud. La duración típica de un episodio de ataque de pánico oscila entre los 5 y los 20 minutos, tras los cuales los síntomas mentales y físicos asociados al ataque disminuyen. La práctica de técnicas terapéuticas, en particular ejercicios de respiración, puede ayudar a una persona a sentirse mejor después de un ataque de pánico[1].

Los ataques de pánico pueden afectar a personas de todas las edades y pueden ocurrir durante cualquier actividad y en cualquier lugar. Muchas personas experimentarán uno o dos ataques de pánico a lo largo de su vida, sin desarrollar un problema continuado. A menudo, un ataque de pánico se asocia a un acontecimiento vital especialmente estresante, como un duelo, un cambio de trabajo o la separación de la pareja, pero también es frecuente no poder identificar un desencadenante.

Ataque de ansiedad que dura horas

Los ataques de pánico son ataques de ansiedad intensamente estresantes que son tan graves con síntomas físicos que algunas personas son hospitalizadas, creyendo que tienen un ataque al corazón. Los ataques de pánico también son cuestiones individualizadas que no siempre siguen un sistema exacto. Pero los ataques de pánico tienden a pasar por etapas muy específicas que pueden ser similares para muchas personas. ¿Cuánto duran los ataques de pánico?

Después de un ataque de pánico, la persona puede seguir experimentando una fuerte aceleración de los latidos del corazón, confusión y problemas de concentración durante horas. Algunos experimentan depresión como resultado de su ataque de pánico, y otros se centran tanto en sus síntomas físicos que sienten que se avecina otro ataque durante días.

Lee más  Ejemplo de problemas familiares

Si sufre ataques de pánico, su prioridad debe ser detenerlos. Hay varios métodos que puede utilizar para detener el pánico, y algunos de ellos pueden incluso acortar la duración de su ataque de pánico o reducir su gravedad. Algunos ejemplos son:

Estas son algunas herramientas rápidas que puede utilizar para asegurarse de que sus ataques de pánico sean menos graves. Pero la clave está en asegurarse también de que se dirige a su ansiedad y busca formas de curarla para siempre.