Dolor de cabeza por depresion

Trastorno afectivo estacional, depresión y migraña

Los trastornos de la cefalea y los trastornos psiquiátricos son comunes, mientras que las pruebas, sobre todo las relativas a la migraña, sugieren que son comórbidos con más frecuencia de lo que cabría esperar por casualidad. Hay buenas razones para establecer si lo son: los síntomas de las enfermedades comórbidas pueden sumarse de forma sinérgica; las comorbilidades dificultan el tratamiento, influyendo negativamente en los resultados; la comorbilidad de alto nivel indica que, cuando se da una enfermedad, debe buscarse la otra. El proyecto Eurolight reunió datos poblacionales sobre estos trastornos de 6.624 participantes.

Eurolight fue una encuesta transversal de muestreo de la población adulta (18-65 años) de 10 países de la UE. Nosotros utilizamos los datos de seis. El cuestionario incluía preguntas de diagnóstico de cefaleas basadas en el ICHD-II, el cuestionario Headache-Attributed Lost Time (HALT) y el HADS para la depresión y la ansiedad. Se estimaron las odds ratios (OR) para mostrar las asociaciones entre la migraña, la cefalea de tipo tensional (TTH) o la probable cefalea por uso de medicación (pMOH) y la depresión o la ansiedad.

Estudio sobre la medicación para la migraña y la depresión

Pocos estudios han investigado las asociaciones de la migraña comórbida con otros síntomas físicos dolorosos (SPD) en pacientes con trastorno depresivo mayor (TDM) en el punto de seguimiento de dos años. Este estudio tenía como objetivo investigar esta cuestión.

Lee más  Ejercicios para la depresion

En la línea de base, se inscribieron 155 pacientes ambulatorios con MDD. La migraña se diagnosticó al inicio según la Clasificación Internacional de Cefaleas. Durante el seguimiento, se analizaron los datos de 101 sujetos. Se evaluaron las intensidades medias del dolor de cabeza, huesos y/o articulaciones, espalda, pecho, abdomen, cuello y/o hombros, músculos en general y extremidades en la última semana mediante una escala analógica visual (EAV). En el seguimiento, el dolor de cabeza activo se definió como una puntuación en la EVA > 3. Se utilizaron regresiones lineales múltiples para investigar las asociaciones de la migraña en la línea de base con otros PPS en el seguimiento.

En comparación con el grupo de migraña con cefalea inactiva y el grupo sin migraña, los pacientes con migraña con cefalea activa tenían intensidades significativamente mayores de otros SPI y una tasa de remisión de la depresión más baja. No hubo diferencias significativas en las intensidades de dolor de los otros siete PPS entre el grupo de migraña con cefalea inactiva y el grupo de no migraña. La intensidad de la cefalea se correlacionó significativamente con las intensidades de otros SPI al inicio y en el seguimiento. La migraña con cefalea activa predijo de forma independiente otros SPI después de controlar la depresión y la ansiedad en la línea de base.

Depresión y dolor de cabeza

2 = 0,020-0,082) para todos los tipos de cefalea entre el tiempo productivo perdido y las probabilidades de depresión y, en menor medida, de ansiedad.ConclusiónEn este amplio estudio confirmamos que la depresión y, especialmente, la ansiedad son comórbidas más que por casualidad con la migraña, y mostramos que lo mismo ocurre, pero con más fuerza, con la HM. Podría decirse que los pacientes con migraña y, con mayor seguridad, los pacientes con HADS deberían ser examinados con HADS en busca de los mejores resultados.

Lee más  Como trabajar la resiliencia

Las prevalencias de depresión y ansiedad, en general, por género y por tipo de cefalea (esto último indica comorbilidades entre estos trastornos), se muestran en la Tabla 3. La ansiedad en la muestra total era 2,5 veces más prevalente que la depresión. Esta proporción se redujo a 1,7:1 en la submuestra sin cefalea. Ambos trastornos eran más prevalentes entre las mujeres: la depresión en una proporción de 1,2:1 (p = 0,0406), y la ansiedad más, en 1,8:1 (p < 0,0001; prueba exacta de Fisher).Tabla 3 Prevalencias de la depresión y la ansiedad en la muestra, en general, por género y por tipo de cefaleaTabla completa

Tratamiento de la depresión, el dolor de cabeza y la migraña.

Imagen a tamaño completoLa puntuación media global de los síntomas de ansiedad y depresión fue de 1,35 (DE 0,43) entre los adolescentes de 12 a 14 años y de 1,50 (DE 0,52) entre los de 15 a 17 años. Las dificultades de atención tuvieron una puntuación media global de 2,02 (DE 0,63) en el grupo de 12 a 14 años y de 2,26 (DE 0,66) en el grupo de 15 a 17 años. En cuanto a las dificultades de conducta, la puntuación media fue de 1,33 (DE 0,37) en el grupo de menor edad y de 1,37 (0,38) en el de mayor edad. En ambos grupos de edad, las puntuaciones de los síntomas de ansiedad y depresión fueron mayores entre las chicas que entre los chicos (p < 0,001) y las puntuaciones de las dificultades de conducta fueron mayores entre los chicos que entre las chicas (p < 0,001), mientras que no hubo diferencias de sexo en las puntuaciones de las dificultades de atención. En los análisis no ajustados estratificados por grupo de edad y sexo, los adolescentes con cefalea recurrente tenían puntuaciones más altas en los síntomas de ansiedad y depresión y en las dificultades de conducta que los adolescentes sin cefalea (Tabla 1).Tabla 1

Lee más  Que es la anciedad

Tabla de tamaño completoEn los análisis multivariantes ajustados entre los adolescentes de 12-14 años (Tabla 2) la cefalea recurrente se asoció significativamente con los síntomas de ansiedad y depresión, pero no con los problemas de conducta. La misma asociación con los síntomas de ansiedad y depresión se encontró para todos los diagnósticos de cefalea (migraña, TTH y cefalea no clasificable).Tabla 2