¿Qué enfermedad puede causar la depresión?

Descifrar la depresión

La depresión (trastorno depresivo mayor) es una enfermedad común y grave que afecta negativamente a cómo se siente, a la forma de pensar y a la forma de actuar. Afortunadamente, también es tratable. La depresión provoca sentimientos de tristeza y/o una pérdida de interés en las actividades que antes disfrutaba. Puede dar lugar a una serie de problemas emocionales y físicos y puede disminuir su capacidad para funcionar en el trabajo y en casa.

Se calcula que la depresión afecta a uno de cada 15 adultos (6,7%) en un año determinado. Y una de cada seis personas (16,6%) sufrirá depresión en algún momento de su vida. La depresión puede producirse en cualquier momento, pero por término medio aparece por primera vez entre el final de la adolescencia y la mitad de los 20 años. Las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir depresión. Algunos estudios demuestran que un tercio de las mujeres sufrirá un episodio depresivo grave a lo largo de su vida.  Existe un alto grado de heredabilidad (aproximadamente el 40%) cuando los familiares de primer grado (padres/hijos/hermanos) tienen depresión.

La muerte de un ser querido, la pérdida de un trabajo o el fin de una relación son experiencias difíciles de soportar para una persona. Es normal que se produzcan sentimientos de tristeza o dolor en respuesta a estas situaciones. Las personas que experimentan una pérdida suelen describirse a sí mismas como “deprimidas”.

Enfermedad mental Causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

La depresión es una enfermedad común. También es habitual que la depresión aumente el riesgo de padecer otros problemas de salud, como enfermedades cardíacas o diabetes. Estos problemas también pueden aumentar el riesgo de depresión. ¿Cómo se producen estas conexiones? ¿Cambian su capacidad para curarse o estar bien? Las respuestas no están del todo claras, pero a continuación se enumeran algunos posibles factores.

Lee más  Supongo que era algo que tenia que pasar

La depresión también es común después de ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Pueden ser sucesos aterradores que ponen en peligro la vida. La recuperación puede ser larga y provocar cambios importantes en la vida. También es posible que tenga una intensa preocupación de que vaya a sufrir otro suceso. Este estrés a largo plazo puede llevar a la depresión. La depresión puede continuar incluso cuando se ha recuperado de la enfermedad original.

La depresión puede afectar a la salud futura de dos maneras. En primer lugar, los cambios que causan la depresión pueden afectar también a otros sistemas corporales. La depresión puede influir en la salud de los vasos sanguíneos, la coagulación de la sangre o el sistema inmunitario. Esto es como el efecto que tiene el estrés en nuestro sistema inmunológico. Puede que no cause problemas de inmediato, pero el riesgo de otras enfermedades aumenta con el tiempo.

Episodio depresivo recurrente | La depresión, una enfermedad

Esta sección puede serle útil si tiene depresión o si cree que podría tenerla. En ella se explican las causas, los síntomas y los tratamientos de la depresión. Esta información también puede ayudarle si es un cuidador, amigo o familiar de alguien que vive con depresión.

La depresión es un trastorno duradero del estado de ánimo. La depresión se produce cuando uno se siente persistentemente triste durante semanas o meses, en lugar de unos pocos días. Afecta a su capacidad para hacer cosas cotidianas, sentir placer o interesarse por actividades.

Todo el mundo tiene altibajos. A veces puedes sentirte un poco decaído, por muchas razones diferentes. La gente puede decir que se siente deprimida cuando se siente mal, pero esto no siempre significa que tenga depresión.

Lee más  ¿Cómo se siente la ansiedad en las manos?

Cuando acuda al médico, éste buscará los síntomas que se indican en la guía de la CIE-10. No es necesario que los tenga todos para que le diagnostiquen depresión. Es posible que sólo experimente algunos de ellos.

El médico puede decir que está pasando por un “episodio depresivo”. Este es el nombre formal que los médicos dan a la depresión cuando hacen un diagnóstico. Pueden decir que está pasando por un episodio “leve”, “moderado” o “grave”.

Trastorno depresivo mayor

La depresión clínica es una enfermedad médica común y grave que puede tratarse eficazmente.    El riesgo de depresión clínica suele ser mayor en personas con enfermedades médicas graves, como enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, cáncer y diabetes.    Sin embargo, los pacientes y los familiares no suelen tener en cuenta las señales de advertencia, ya que asumen erróneamente que sentirse deprimido es normal en personas que luchan contra enfermedades graves.    Además, los síntomas de la depresión suelen estar enmascarados por estas otras enfermedades médicas, lo que da lugar a un tratamiento que aborda los síntomas pero no la depresión subyacente.    Es un mito que la depresión sea una respuesta emocional “normal” a otra enfermedad; es extremadamente importante tratar simultáneamente ambas enfermedades médicas.

[2] Instituto Nacional de Salud Mental, “Co-occurrence of Depression with Medical, Psychiatric and Substance Abuse Disorders”, consultado en julio de 1999.    Netscape: http://www.nimh.nih.gov/depression/co_occur/abuse.htm.

[5] Ferketich, A, Schwartzbaum, J, Frid, D, Moeschberger, M. Depression as an Antecedent to Heart Disease Among Women and Men in the NHANES I Study. Archives of Internal Medicine 2000; 160:1261-1268.

Lee más  ¿Qué pastilla es buena para el estrés?