¿Qué es la depresión laboral?

Cómo gestionar la ansiedad y la depresión en el trabajo

De hecho, Mind, la organización benéfica de salud mental, afirma que 1 de cada 5 personas se toma un día de baja por estrés. Además, el 19% de los trabajadores afirman sentir que no pueden hablar con sus jefes sobre su estado.

Lo más importante que puedes hacer es dedicar tiempo a entender los signos de la depresión y la ansiedad. No todo el mundo siente que puede confiar en su jefe, sin tener la culpa de ello. En este caso, puede ser útil ser capaz de detectar los posibles síntomas.

– Llanto, nerviosismo e irritabilidad – Baja confianza en sí mismo – Pérdida de concentración y motivación – Cansancio y bostezos excesivos – Pérdida o aumento del apetito – Dificultad para afrontar la carga de trabajo – Retirada de las actividades sociales

Asegurarse de ser accesible también dará a los empleados con depresión la confianza para buscar su consejo. Nunca se sabe cuándo alguien puede querer sentarse y hablar de algo, así que deje claro que su puerta está siempre abierta.

Puede parecer que adaptarse a una persona podría alejar a otros empleados, pero a veces es necesario. En lugar de dejar que el estado de un empleado empeore, aborda los factores desencadenantes en el lugar de trabajo que podrían ser los responsables. Por ejemplo: modifica su horario de trabajo para que pueda asistir a una sesión de terapia, o asegúrate de que el trabajo se delega de forma que no resulte abrumador.

La depresión masculina y el trabajo

La depresión (trastorno depresivo mayor) es una enfermedad médica común y grave que afecta negativamente a la forma de sentir, pensar y actuar. Afortunadamente, también es tratable. La depresión provoca sentimientos de tristeza y/o pérdida de interés por las actividades que antes disfrutaba. Puede dar lugar a una serie de problemas emocionales y físicos y puede disminuir su capacidad para funcionar en el trabajo y en casa.

Lee más  Ejemplos de problemas familiares

Se calcula que la depresión afecta a uno de cada 15 adultos (6,7%) en un año determinado. Y una de cada seis personas (16,6%) sufrirá depresión en algún momento de su vida. La depresión puede producirse en cualquier momento, pero por término medio aparece por primera vez entre el final de la adolescencia y la mitad de los 20 años. Las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir depresión. Algunos estudios demuestran que un tercio de las mujeres sufrirá un episodio depresivo grave a lo largo de su vida.  Existe un alto grado de heredabilidad (aproximadamente el 40%) cuando los familiares de primer grado (padres/hijos/hermanos) tienen depresión.

La muerte de un ser querido, la pérdida de un trabajo o el fin de una relación son experiencias difíciles de soportar para una persona. Es normal que se produzcan sentimientos de tristeza o dolor en respuesta a estas situaciones. Las personas que experimentan una pérdida suelen describirse a sí mismas como “deprimidas”.

Depresión en el trabajo

Todo el mundo tiene días malos en el trabajo. Pero si temes levantarte cada lunes a viernes, o te encuentras regularmente sentado en tu escritorio al borde de las lágrimas, probablemente tengas un problema más serio en tus manos.Amy Morin, autora de “13 Things Mentally Strong People Don’t Do”, dice que un ambiente de trabajo hostil puede hacer que la gente se sienta miserable y puede, en algunos casos raros, incluso estar relacionado con

. El problema es que, una vez que se cae en esa trampa, puede ser difícil salir de ella: “Sentirse mal por el trabajo puede llevar a un ciclo que se autoperpetúa, ya que tiene un efecto negativo en la forma de pensar y de comportarse”, explica. “Cuanto más experimentes pensamientos negativos y comportamientos improductivos, peor te sentirás”. Aquí tienes 11 señales de que tu trabajo está arruinando tu vida.

Lee más  ¿Cuánto puede durar parestesia por ansiedad?

1. No puedes dejar de pensar en tu trabajoLas tardes y los fines de semana de la semana deberían servir para despejar la mente y relajarse.Así que si llegas a casa y no puedes dejar de repetir en tu cabeza una reunión que salió mal o de pensar en todas las razones por las que no quieres levantarte a trabajar mañana, eso puede obstaculizar seriamente la calidad de tu vida en casa, dice Morin.  De hecho, la rumiación se ha relacionado con la depresión, y Morin dice que puede impedir que algunas personas disfruten del poco tiempo que tienen lejos de un entorno laboral poco saludable.  2. 2. Te quejas mucho del trabajoSi estás realmente descontento e insatisfecho con tu trabajo, es posible que empieces a dedicar mucho tiempo y energía a explicar a tus amigos, a tu familia y a cualquiera que te escuche lo malo que es tu trabajo en ese momento.

El coste de la depresión en el trabajo

Si usted sufre de depresión, a veces le resulta difícil realizar las tareas que debe hacer como parte de su trabajo. En ocasiones, la forma en que te sientes puede ser tan grave que te resulte difícil ir a trabajar.

En primer lugar, es importante que sepas que si te sientes así, no estás solo y no debes sentirte avergonzado. Muchas personas luchan con su salud mental en el trabajo. La Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) ha demostrado que las condiciones de salud mental son la tercera razón más común para que las personas se ausenten del trabajo. Estas estadísticas sobre la depresión también muestran cuántas personas luchan contra el estrés, la ansiedad y la depresión en el trabajo cada día.

Lee más  Que son los ataques de ansiedad

En este artículo, veremos cómo y por qué la depresión puede afectar a su vida laboral y cómo su trabajo puede afectar a su salud mental. También describiremos las medidas que puede tomar si tiene dificultades para concentrarse en el trabajo como resultado de su depresión.

Por otro lado, el trabajo también puede ser un lugar de mayor estrés y ansiedad y, por lo tanto, puede tener un efecto negativo en su salud mental. Puede que el trabajo no sea la causa directa de la depresión, pero un entorno laboral negativo o tóxico puede empeorar los síntomas de la depresión.