Que significa ser una persona resiliente

Teoría de la resiliencia

La sección principal de este artículo puede ser demasiado corta para resumir adecuadamente los puntos clave. Por favor, considere la posibilidad de ampliar el encabezamiento para proporcionar una visión general accesible de todos los aspectos importantes del artículo. (Julio 2021)

La resiliencia psicológica es la capacidad de hacer frente mental o emocionalmente a una crisis o de volver rápidamente al estado anterior a la crisis[1] La resiliencia existe cuando la persona utiliza “procesos y comportamientos mentales para promover los activos personales y protegerse de los posibles efectos negativos de los factores de estrés”[2] En términos más sencillos, la resiliencia psicológica existe en las personas que desarrollan capacidades psicológicas y conductuales que les permiten mantener la calma durante las crisis/caos y seguir adelante con el incidente sin consecuencias negativas a largo plazo.

La resiliencia suele considerarse como una “adaptación positiva” tras una situación estresante o adversa[3]. Cuando una persona es “bombardeada por el estrés diario, éste altera su sentido del equilibrio interno y externo, presentando desafíos y también oportunidades”. Sin embargo, los estresores rutinarios de la vida diaria pueden tener impactos positivos que promueven la resiliencia. Aún se desconoce cuál es el nivel correcto de estrés para cada individuo. Algunas personas pueden soportar mayores cantidades de estrés que otras. Según Germain y Gitterman (1996), el estrés se experimenta en el transcurso de la vida de un individuo en momentos de transiciones vitales difíciles, que implican cambios sociales y de desarrollo; acontecimientos vitales traumáticos, como el duelo y la pérdida; y presiones ambientales, que abarcan la pobreza y la violencia comunitaria[4] La resiliencia es la adaptación integrada de los aspectos físicos, mentales y espirituales en un conjunto de circunstancias “buenas o malas”, un sentido coherente del yo que es capaz de mantener las tareas normativas de desarrollo que se producen en las distintas etapas de la vida[5].

Lee más  Personas que se creen superiores

Citas de personas resilientes

La resiliencia se define como las cualidades personales que permiten prosperar ante la adversidad (Connor& Davidson, 2003). En la vida, todos nos enfrentamos a experiencias estresantes: la muerte de un ser querido, las dificultades económicas, el rechazo social y muchas otras. Pero hay una sorprendente variabilidad en la forma de afrontar estas experiencias. Algunos las afrontan bien e incluso pueden crecer y mejorar como resultado del estrés. Otros tienen dificultades e incluso pueden desarrollar problemas de salud mental ante el estrés. Se cree que la resiliencia es lo que separa estos dos caminos.

La resiliencia es un concepto polifacético, pero aquí hay algunas preguntas que puedes hacerte para tener una mejor idea de tu grado de resiliencia.Si respondes afirmativamente a estas 3 preguntas, eso sugiere que eres más resiliente:Si respondes afirmativamente a estas preguntas, eso sugiere una menor resiliencia:Realiza nuestro cuestionario de bienestar para obtener tu informe personalizado y aprender aún más sobre ti mismo.

El estrés es realmente duro para nuestro bienestar físico y emocional. Cuanto más eficazmente podamos afrontarlo, más rápidamente podremos recuperarnos y volver a funcionar con normalidad. El estrés continuado puede tener efectos devastadores en nuestro cuerpo. Nuestra resiliencia personal puede amortiguar estos efectos, cerrando el ciclo del estrés y el eje HPA, lo que nos permite luchar mejor contra la enfermedad y otros resultados negativos (Gaffey, Bergeman, Clark y Wirth, 2016).

Construir la resiliencia

La resiliencia implica la capacidad de recuperarse y reponerse de los retos y contratiempos. Ser resiliente puede ser importante para ayudar a las personas a lidiar con una variedad de problemas y recuperarse de un trauma. Si quieres ser más resiliente, aprende sobre las características de las personas resilientes, así como cuándo y cómo pedir ayuda para desarrollar la resiliencia.

Lee más  Como mejorar como pareja

Ser resiliente significa afrontar las dificultades de frente en lugar de caer en la desesperación o utilizar estrategias de afrontamiento poco saludables. La resiliencia suele definirse como la reserva mental de fuerza que ayuda a las personas a manejar el estrés y las dificultades.

Las personas resilientes son capaces de recurrir a esta fuerza para hacer frente a los retos y recuperarse de ellos. Esto es así incluso cuando se enfrentan a traumas importantes, como la pérdida del trabajo, problemas económicos, enfermedades graves, problemas de pareja o la muerte de un ser querido.

Las personas resilientes son conscientes de las situaciones, de sus propias reacciones emocionales y del comportamiento de quienes les rodean. Al ser conscientes, pueden mantener el control de una situación y pensar en nuevas formas de afrontar los problemas. En muchos casos, las personas resilientes salen fortalecidas después de esas dificultades.

Sinónimo de resiliencia

Si tuviéramos que definir a una persona resiliente, ésta podría reunir unos cuantos atributos comunes que pueden agruparse en cinco categorías: bienestar emocional, impulso interior, enfoque de futuro, relaciones y salud física.Es importante que las organizaciones ayuden a su personal a desarrollar la resiliencia personal, ya que esto animará a un empleado con bajo rendimiento, con exceso de trabajo o incluso con poco trabajo a obtener una perspectiva nueva y objetiva de la situación, que a veces es todo lo que se necesita para realizar cambios positivos duraderos.Dicho esto, aquí están nuestras definiciones de los cinco pilares de la resiliencia…