Sindrome de peter pan sintomas

Prueba del síndrome de Peter Pan

El término “síndrome de Peter Pan” procede del conocido personaje de ficción “Peter Pan”, creado por el novelista escocés James Matthew Barrie.    Barrie califica a Peter Pan como “el niño que no quiere crecer”. Es despreocupado, lleno de vida y a menudo se mete en problemas por su actitud despreocupada.    A pesar de la naturaleza admirable y valiente de Peter, permanece desconectado del mundo porque es reacio a hacerse mayor y a vivir la carrera de la rata. Debido a su tendencia a olvidar fácilmente a las personas y los acontecimientos, preocupándose sólo por la próxima gran aventura, es irresponsable y carece de compromiso.    El término apareció por primera vez en el libro de Dan Kiley (1983), “Peter Pan Syndrome: Los hombres que nunca han crecido”. Kiley se inspiró en el personaje de ficción “peter pan”.    Lo describe como un fenómeno psicológico social que prevalece entre los hombres adultos. Tras trabajar con adolescentes con problemas, Kiley descubrió que muchos de ellos crecían hasta convertirse en adultos que luchaban por hacer frente a sus responsabilidades. A pesar de ser adultos, actúan de forma infantil y carecen de madurez emocional. Más tarde, Kiley describió un fenómeno similar en las mujeres, conocido como “síndrome de Wendy”, basado en el personaje de ficción “Wendy Darling”. Se trata de una condición en la que las mujeres cuidan y nutren a sus parejas, lo que a menudo se considera la causa del síndrome de Peter Pan.

El hombre de Peter Pan

Mantener una curiosidad infantil por la vida puede ayudarle a sentirse más joven, y los estudios han demostrado que quienes se sienten más jóvenes tienden a vivir más tiempo. Sin embargo, si te encuentras en una situación ligeramente diferente y te cuesta cumplir con las exigencias de la edad adulta, podrías estar experimentando algo conocido como el síndrome de Peter Pan.

Lee más  Como ayudar persona con depresion

No encontrarás el “síndrome de Peter Pan” en el libro de texto de un profesional de la salud mental cualificado, no es exactamente un diagnóstico médico real. Es más bien un rasgo de la personalidad, o un patrón identificable de pensamientos y comportamientos. Una persona con el síndrome de Peter Pan puede sentir que es pésimo para “ser adulto” o que no tiene las habilidades necesarias para ser un miembro productivo y funcional de la sociedad.

Es importante señalar que el síndrome de Peter Pan no debe utilizarse para negar enfermedades mentales que pueden tener algunos síntomas coincidentes. El síndrome de Peter Pan tampoco es lo mismo que una persona que tiene peluches en su cama o cómics en su estantería. Esas cosas son cuestiones inofensivas de gusto, mientras que el síndrome de Peter Pan puede representar realmente una barrera psicológica para asumir responsabilidades de adulto.

Síndrome de Peter Pan adhd

Kristina Hallett, Ph.D., ABPP es una psicóloga clínica certificada por la junta directiva con experiencia en neurociencia. También es la Directora de Formación Clínica de la Universidad Bay Path y profesora asociada de Psicología de Postgrado.

Quizá conozca la historia de Peter Pan, el niño que vive en un lugar mágico llamado Neverland para no tener que crecer nunca. A pesar de lo glorioso que sería no tener que pagar nunca una factura o programar una cita con el médico, estas son cosas muy reales que se hacen como adulto. Peter Pan evitó las responsabilidades de la edad adulta con todo lo que tenía, y las personas con el síndrome de Peter Pan tienden a hacer lo mismo.

Lee más  ¿Cómo afecta el estrés a la garganta?

Llamado así por el niño que nunca creció, el término “síndrome de Peter Pan” apareció por primera vez en el libro de 1983 del psicoanalista Dan Kiley The Peter Pan Syndrome: Los hombres que nunca han crecido. El término describe el fenómeno de los adultos que envejecen físicamente pero no emocionalmente.Los adultos con síndrome de Peter Pan, también llamado a veces síndrome de fracaso en el lanzamiento, evitan las responsabilidades personales y profesionales de la edad adulta. “Son los individuos que realmente no quieren crecer”, dice a mbg la psicoterapeuta y experta en relaciones Babita Spinelli, L.P. “Y encuentran las responsabilidades adultas realmente desafiantes”.  Puede que Kiley se haya centrado en los hombres en su investigación, pero el síndrome de Peter Pan puede aplicarse a cualquier género. “En los tiempos que corren, no tenemos ese tipo de estereotipos de género, así que realmente queremos ser más abiertos en la forma de aplicarlo”, confirma Spinelli.El síndrome de Peter Pan no es un diagnóstico oficial ni una condición de salud mental reconocida por la Organización Mundial de la Salud o el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5). Sin embargo, ayuda a poner nombre a las señales de advertencia de Peter Pan que podemos ver en las personas que nos rodean o en nosotros mismos.

Síndrome de Peter Pan

Se dice que las personas que desarrollan comportamientos similares -de vivir la vida despreocupadamente, encontrar responsabilidades desafiantes en la edad adulta y, básicamente, “no crecer nunca”- sufren el síndrome de Peter Pan.

Un tribunal especial de Mumbai ha concedido la libertad bajo fianza a un joven de 23 años acusado de agredir sexualmente a una menor. El tribunal consideró que ambos tenían una relación sentimental y que la joven de 14 años había estado voluntariamente con el acusado.

Lee más  Etiologia de la ansiedad

Durante la vista, el acusado había dicho al tribunal que padecía el “síndrome de Peter Pan”, lo que llevó al fiscal especial a argumentar que un examen médico del hombre no mostraba signos de anormalidad, y que la propia defensa no podía aportar documentos médicos que respaldaran la afirmación.

Peter Pan es un personaje de ficción creado por el novelista escocés James Matthew Barrie a principios del siglo XX. Su carácter es el de un joven despreocupado que nunca crece. Aparece en varios libros y obras de teatro de Barrie, y desde entonces ha sido adaptado en numerosas películas, series de televisión y cómics. Estas obras describen las historias de Peter y su amiga Wendy que viajan al País de Nunca Jamás, una isla mítica, donde conocen a hadas, piratas y sirenas, entre otras criaturas.