Síndrome del nido vacío

EL SÍNDROME DEL NIDO VACÍO

Síndrome del nido vacío: consejos saludables para volver a esparcir las plumasSi su último hijo se está preparando para dejar el nido, o ya se ha mudado, puede que se encuentre en una encrucijada de emociones. El síndrome del nido vacío no afecta a todos los padres; uno de ellos puede sufrir una sensación de pérdida, mientras que el otro puede encontrar la casa vacía como algo liberador.

Es habitual que los padres se sientan emocionalmente poco preparados cuando su hijo se va de casa, que tengan remordimientos por las oportunidades perdidas en su vida, que se sientan vulnerables sin otras cosas en las que centrarse o que experimenten pena y duelo. Aunque no es un diagnóstico clínico, esta enfermedad afecta a la calidad de vida de la persona que la padece, así como a la de sus allegados.

¿Se encuentra pensando o preocupándose por el síndrome del nido vacío? El Director de Operaciones de Sierra Tucson, Jaime Vinck, MC, LPC, NCC, CEIP, arroja luz sobre por qué los hombres y las mujeres experimentan el síndrome del nido vacío y qué se puede hacer al respecto.

JV: El síndrome del nido vacío es una experiencia normal de desarrollo en la que los hijos dejan el hogar familiar para ir a la universidad, casarse, hacer carrera, etc. Esto se convierte a menudo en un reto para las parejas, ya que deben redefinir su relación de otra manera que como padres o reproductores. Para muchas personas, esto también ocurre cuando sus padres están enfermos o mueren, creando así otro vacío en el nido.

Lee más  ¿Cómo afecta la depresión el trabajo?

El dolor secreto del síndrome del nido vacío | Lorraine

Aunque la transición es, sin duda, una experiencia positiva para el niño, ya que se convierte en un adulto independiente, puede ser dolorosa para los padres, ya que el “síndrome del nido vacío” puede hacer que te sientas triste y solo al dejarlos marchar.

Aunque el síndrome del nido vacío no es un diagnóstico clínico, puede ser un problema muy real. Se caracteriza por sentimientos de pérdida, pena, tristeza y soledad cuando el último (o único) hijo se va de casa. Es posible:

Aunque es totalmente normal echar de menos a tu hijo cuando se va de casa -y estos sentimientos tienden a disminuir con el tiempo-, algunos padres experimentan otras dificultades como ansiedad, depresión, adicción e incluso problemas matrimoniales o de pareja. A continuación, ofrecemos consejos sobre cómo afrontar el síndrome del nido vacío y cuándo buscar ayuda profesional.

En lugar de ver la mudanza de su hijo como un final y una señal de que su infancia y su papel como cuidador han terminado, piense en ello como otra parte del viaje de la paternidad. Es un nuevo y emocionante comienzo para ambos, y el inicio de una nueva etapa de la vida.

Consejos de expertos para afrontar el “síndrome del nido vacío

El síndrome del nido vacío no es un diagnóstico clínico. En cambio, el síndrome del nido vacío es un fenómeno en el que los padres experimentan sentimientos de tristeza y pérdida cuando el último hijo se va de casa. El síndrome del nido vacío suele darse en madres de entre 40 y 50 años. Cuando sus hijos tienen que irse de casa, por ejemplo, para seguir estudiando en el colegio o la universidad, los padres tienen que quedarse solos en casa sin actividades rutinarias con sus hijos. Aunque los padres pueden animar activamente a sus hijos a ser independientes, la experiencia de dejarlos ir puede ser dolorosa. A los padres les puede resultar difícil no tener de repente niños en casa que necesiten su cuidado. Los padres pueden echar de menos formar parte de la vida diaria de sus hijos, así como la compañía constante. Estos cambios pueden provocar estrés, ansiedad y depresión. A la larga, puede inducir a los padres a pensar en el suicidio.

Lee más  Por que me siento desorientado

Si los padres experimentan sentimientos de pérdida debido al síndrome del nido vacío, los consejos que pueden ayudar a los padres a adaptarse a este importante cambio de vida incluyen aceptar el momento, mantener el contacto con los hijos, buscar apoyo si es necesario y mantenerse positivos.

Síndrome del nido vacío – Consejos de terapeutas y padres

Atrás quedaron los días en los que estabas siempre pendiente de tus hijos y de ordenar la casa. Ahora la casa está tranquila y esta sensación es nueva. ¿Qué hacer ahora que los niños han crecido?

Ver lo diferente que es su casa ahora que los niños se han ido les hace sentirse sentimentales y nostálgicos. Esto es especialmente cierto en el caso de las madres que se quedan en casa y que pasan una parte importante de su vida cuidando de sus hijos.

El síndrome del nido vacío es un cambio de vida importante que suele afectar al grupo de edad de 40 a 50 años. Es más frecuente entre las mujeres que entre los hombres. Muchas madres pueden experimentar cambios de humor, irregularidades en el sueño, sofocos y otros síntomas molestos.

Una vez que los hijos adultos abandonan el hogar familiar, las madres empiezan a sentirse inútiles. Han dedicado su vida a cuidar de sus hijos. Cuando los hijos han crecido, sienten que su trabajo ha terminado y que nada vale la pena.

Es habitual que muchos padres se sientan perdidos y confusos cuando sus hijos abandonan el nido. Como padres, sus días están llenos de actividades escolares y laborales de sus hijos. Ahora que los hijos tienen vida propia, es difícil incluso empezar el día.

Lee más  Como ser una persona asertiva