Soy muy celosa y desconfiada

Celos retroactivos

Los celos son una emoción normal. De hecho, todo el mundo experimenta celos en algún momento de su vida. Pero los problemas pueden surgir cuando los celos pasan de ser una emoción sana a una insana e irracional.

Un poco de celos puede ser tranquilizador en una relación e incluso puede estar programado en nosotros. Sin embargo, muchos celos son abrumadores y dan miedo, sobre todo porque pueden llevar a comportamientos peligrosos como el acoso, la violencia en las citas digitales y el abuso físico.

No hay razón para creer que los celos mejorarán si no se abordan. Los celos no son una emoción que se pueda desterrar con una ilusión. Llegan hasta el núcleo del ser y tienen raíces profundas, y se necesita conciencia y esfuerzo para superar estos sentimientos.

Los celos ocasionales son naturales, pero cuando se vuelven intensos o irracionales, pueden dañar seriamente una relación. Ser capaz de distinguir entre los celos sanos y los celos insanos es importante para el éxito de su matrimonio.

En las relaciones en las que los sentimientos de celos son leves y ocasionales, recuerdan a las parejas que no deben darse por supuestas. Los celos también pueden motivar a las parejas a apreciarse mutuamente y a hacer un esfuerzo consciente para que su pareja se sienta valorada.

Celos tóxicos

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Lee más  ¿Cómo curar la ansiedad por separación?

¿Le preocupa tener problemas de confianza en las relaciones? ¿Quizá se siente celoso con facilidad o siempre le preocupa que su pareja le engañe? ¿Quizás le cuesta creer a su pareja o suele ser escéptico con sus acciones o palabras? No está solo. Muchas personas tienen algún tipo de problema de confianza en las relaciones, y casi todo el mundo siente dudas en algún momento. El truco está en saber si tus problemas son normales o alarmantes. Y si son graves, ¿requieren la atención de un profesional?

Para ayudarte a resolver tus problemas de confianza, hemos recurrido a Tamara Green, trabajadora social licenciada en Nueva York y especializada en asesoramiento de parejas. Nos explicó los diferentes tipos de problemas de confianza y los indicadores de los mismos. También proporcionó consejos y estrategias generales para superarlos en tu relación.

Cómo lidiar con los celos

Por naturaleza soy una persona bastante confiada. En circunstancias normales, tiendo a dar confianza a los demás esperando que me correspondan. Si la otra persona demuestra que no es digna de confianza, entonces reduzco el nivel de confianza que le doy. En las relaciones en las que he experimentado la desconfianza, he comprobado que no suele estar causada por una ruptura significativa de la confianza (aunque esas son las que captan nuestra atención inmediata), sino más bien por varios casos menores a lo largo del tiempo. Una promesa incumplida aquí, un plazo no cumplido allá, y un patrón de comportamiento poco fiable, poco ético, incompetente o indiferente se convierte en la tendencia.

La desconfianza no se produce de la noche a la mañana. Se desarrolla progresivamente a través de etapas, y si podemos reconocer estas etapas cuando estamos en ellas, tenemos la oportunidad de abordar la situación antes de que la desconfianza eche raíces.

Lee más  ¿Qué parte del cuerpo se siente la ansiedad?

1. Duda – La primera etapa de la desconfianza comienza con la duda. Empiezas a experimentar una ligera incertidumbre sobre la fiabilidad de alguien que te hace detenerte un poco. Puede ser esa duda persistente en el fondo de tu mente que no puedes descartar, o algo que no se siente bien en la situación, aunque no puedes poner el dedo en la llaga exactamente.

Los celos en una relación

Una situación tan simple, sencilla e inocente como estar con tus amigos, puede crear conflictos en la pareja porque algo pasa dentro de ti, no sabes qué pero pensar “mi pareja se ha ido sin mí y me pongo celoso cuando eso pasa” te revuelve y mucho.

Hay personas que se enfadan cuando su pareja sale con sus amigos. En este artículo hablaremos de los pasos para entender cómo controlar los celos, mejorar este comportamiento y dejar atrás lo que nos hace entrar en la dinámica de la desconfianza, que puede ser muy perjudicial para nuestra relación.

Enfadarse con nuestra pareja porque sale con gente sin incluirnos, y argumentar que este enfado se debe a que la queremos y no soportamos estar lejos de ella, esconde un sentimiento de celos y desconfianza.

Una relación se basa en la confianza y el respeto. Y cultivar una vida social sana es tan importante para la autoestima como tener una buena relación. Quizás este test de pareja sea útil para evaluar el grado de salud de tu relación.